Antes de empezar un proyecto nuevo, hazte estas 4 preguntas

¿Deberías empezar ese proyecto nuevo? El mundo está en evolución constante, y normalmente se nos presentan oportunidades para proyectos o planes nuevos. Muchos de estos pueden ser muy atrayentes, y a veces nos lanzamos de forma precipitada incluso antes de evaluar las opciones. Pero, en muchas ocasiones, la mejor opción puede ser rechazar la idea. Nuestro tiempo y energía tienen un límite, y frecuentemente es más apropiado concentrarse en los proyectos inmediatos que ya están ante nosotros.

Sin embargo, en otras ocasiones, la oportunidad es demasiado buena para dejarse pasar y, después de analizarla con cuidado, sabrás que es la elección indicada para ti; entonces tendrás la confianza para invertir el tiempo y dinero necesarios. Hazte estas preguntas para evaluar si la nueva oportunidad es buena para ti.

[Foto: Yuichi Kageyama/Unsplash]

[Foto: Yuichi Kageyama/Unsplash]

1. ¿Encaja bien con tu visión?

Antes de empezar algo nuevo, piensa claramente en cuál es tu propósito y tu visión en relación a tu carrera. También es bueno hacer una lista de tus prioridades. Cuando ya tengas tu lista, considera si este proyecto nuevo te ayudará en tu camino y si está en sintonía con tus prioridades. Este proyecto puede ser un escalón para los resultados que deseas obtener. Si  te ayuda con tus metas, entonces habrás pasado el primer filtro. Lo genial sobre los proyectos nuevos es que no solo aportan, sino que también te abren puertas que no habías anticipado.

Por otra parte, puede ser que el proyecto no apoye tu panorama general. A veces empezamos cosas nuevas porque nos parecen una buena idea o porque no podemos decir que no. Si un proyecto no encaja con tu misión, la mejor opción es dejarlo ir y seguir adelante.

2. ¿Tienes el tiempo?

Cuando hayas determinado que un proyecto nuevo aportará a tus metas, será momento de evaluar cómo se ajustará a tu tiempo. El tiempo es nuestro activo más valioso; es lo único de lo que no podemos obtener más.

A veces nos comprometemos con algo nuevo sin tomar en consideración de forma adecuada la cantidad de tiempo que requerirá. Solemos subestimar. Yo en varias ocasiones me he comprometido con proyectos sin pensar en el tiempo que me exigirán, y estos terminan teniendo un impacto significativo en mi horario. En esos casos, debemos o tomar tiempo prestado de otros proyectos o trabajar hasta tarde. Las noches largas pueden valer la pena, pero a veces simplemente no tienes el tiempo.

Si se trata de una gran oportunidad que no quieres dejar pasar, puedes considerar hacerle un espacio. Puede ser que decidas mover tus prioridades temporalmente para que puedas trabajar en ello. También puedes buscar maneras de liberar más tiempo delegando o pidiéndole apoyo a otras personas en tu equipo.

3. ¿Tienes los recursos?

Un nuevo proyecto no solo te tomará tiempo; también es posible que tengas que invertir dinero y asignar a personas de tu equipo para contribuir a él. Piensa en las inversiones que tendrás que hacer antes de empezar. Puede ser difícil predecir con exactitud lo que necesitarás porque en ocasiones el proyecto es tan nuevo que no sabemos qué esperar. Cuando planifiques, trata de proyectar diferentes escenarios del rango de tu inversión.

En ocasiones, nos olvidamos de hacer este simple análisis debido a la emoción que sentimos por la nueva oportunidad, lo que puede resultar en que gastemos más dinero y recursos de lo planeado.

4. ¿Será buena inversión?

Finalmente, después de saber cuántos recursos requerirá el proyecto, podrás evaluar si valdrá la pena para ti. Es esencial calcular cuál será el retorno de la inversión. Haz un análisis de costo-beneficio en el que puedas visualizar si este proyecto será benéfico en relación a su costo y a otros proyectos en los que ya estés trabajando.

Al calcular el retorno de la inversión del proyecto, asegúrate de ponerle valor a tu tiempo. Un proyecto nuevo también puede quitarle tiempo y recursos a otro proyecto más provechoso y prometedor que ya hayas empezado. En este caso, lo mejor puede ser que te enfoques por completo en el proyecto de negocios más fructífero.

[Foto: Jon Tyson/Unsplash]

[Foto: Jon Tyson/Unsplash]

Tu forma de evaluar los beneficios dependerá de tus circunstancias, pero toma estos puntos en consideración:

  1. Si tienes recursos extra: Si tendrás que reasignar recursos de un proyecto mucho más benéfico para empezar otro, puede que pierdas la capacidad de seguir desarrollando tu línea de negocios original para sacar todo su potencial. Si, por otra parte, tienes el tiempo y el dinero disponible para invertir en el proyecto nuevo, entonces puede valer la pena.

  2. Beneficios futuros: Si el potencial de crecimiento de tu nuevo proyecto es alto, entonces el desvío inicial de recursos puede repagarse.

  3. Beneficios auxiliares: ¿Qué otras ventajas obtendrás de la inversión? Puede ser que recibas otros beneficios por el proyecto nuevo, como darle más reconocimiento a tu marca o encontrar oportunidades nuevas y con más ventajas, lo que puede ser razón suficiente para invertir.

Después de haber contestado estas preguntas, podrás tomar una decisión más informada al iniciar tu proyecto nuevo. ¡Mucha suerte!

Pamela Ayuso es una autora y cofundadora y CEO de Celaque. Es una emprendedora y desarrolladora de bienes inmuebles que tiene experiencia en liderazgo ejecutivo en dos de las desarrolladoras inmobiliarias más exitosas de Honduras: administrando operaciones en Alianza y liderando Celaque. Celaque desarrolla edificios de oficinas y residenciales y administra una amplia cartera de propiedades. El enfoque de Pamela es convertir a Celaque en un modelo para la empresa del siglo XXI.

Además de su papel como CEO en Celaque, Pamela es una escritora que comparte conocimientos prácticos sobre el crecimiento personal y empresarial para otros emprendedores y líderes empresariales en su blog y LinkedIn. Publicó su primer libro para niños en 2019, Alicia y Cone pintan un mural.

MEJORA COMO MANEJAS TU TIEMPO

Únete a nuestra lista de correos y recibe nuestro ebook gratis Administración de tiempo para dueños de empresas ocupados.

Pamela Ayuso usará la información de este formulario para mantenerse en contacto contigo y enviarte actualizaciones. Puedes optar por salirte en cualquier momento al dar clic en el enlace de cancelar suscripción que se encuentra al pie de página de cualquier correo electrónico que recibas de nosotros, o al contactarnos por medio de pamela@pamelaayuso.com. Tu información será tratada con respeto. Utilizamos cookies y tecnologías similares para manejar este sitio web y para entender mejor cómo lo utilizas. Para más información, lee nuestra Política de privacidad.

¿Buscas algo más? Usa el buscador para encontrar más consejos prácticos de Pamela.

Categorías