Cómo recuperar el hábito de la lectura

Muchas personas tienen el deseo de leer, pero no logran desarrollar el hábito. Para leer un libro, se requiere concentración, y suficiente tiempo. Frecuentemente, estamos tan ocupados con nuestras listas de pendientes y nuestras responsabilidades diarias que raramente tenemos suficiente espacio en nuestras vidas para darnos el lujo de tomar un libro y sentarnos tranquilamente con él.

Me tomó bastante tiempo desarrollar el hábito de la lectura otra vez. Cuando era adolescente, era una lectora ávida. Me encantaba sumergirme en una historia y dejarme llevar por el texto. Crecí en la casa de mis abuelos y, afortunadamente, mi tía dejó todos sus libros cuando se fue de casa. Cuando se me acabaron mis libros, buscaba en su librero y nunca me faltaba algo para leer.

Todavía recuerdo cuando le dije a mi madre que estaba muy emocionada por ir a la universidad y tener acceso a la biblioteca del campus; no podía esperar a leerme toda su colección. Pero eso nunca pasó. Cuando llegué a la universidad, me abrumé tanto por mis estudios, que perdí el hábito. Después de la graduación, empecé a trabajar y luego saqué mi maestría, y esta fue una etapa todavía más ajetreada en mi vida. Seguí leyendo, pero nunca recuperé mi hábito por completo.

[Foto: Annie Spratt/Unsplash]

[Foto: Annie Spratt/Unsplash]

Batallé por años tratando de desarrollarlo. Como madre era imposible. Tenía que encontrar una forma y espacio que se ajustara a mi vida como mamá trabajadora. Probé diferentes métodos, como dejar libros en la mesita de noche y comprar un Kindle. Finalmente, se me ocurrió una idea, y después de años de intentos, me puse la meta imposible (leer Una meta imposible este año te ayudará a alcanzar resultados asombrosos) de leer 50 libros en un año. Y funcionó.

Después de muchos intentos fallidos, estas son algunas estrategias que puedo recomendar para desarrollar el hábito de la lectura.

Ponte una meta

Si eres como yo y te motivas con objetivos, esto puede funcionar para ti. Ponte una meta “imposible”, una que sea muy ambiciosa pero realista, para los siguientes meses o un año. Usar la palabra “imposible” me parece extrañamente motivante; destaca la dificultad del objetivo pero me impulsa a seguir adelante. Trata de ponerte una meta para un número determinado de libros en un año y luego trabaja de adelante hacia atrás. Calcula cuántos libros tendrás que leer por mes y por semana para alcanzar tu meta.

Después, establece un mecanismo que te ayudará a saber si estás cumpliendo con tu meta semanal o mensual. Una forma de revisar qué tanto has logrado es ponerte una tarea semanal para evaluar tu progreso durante la semana. Esta práctica te ayudará a garantizar que mantengas la intención de leer un número determinado de libros en un año.

También puedes probar algo diferente. Ponte una meta manejable cada noche antes de irte a dormir, como leer un capítulo. Capítulo a capítulo, terminarás el libro en un abrir y cerrar de ojos.

Crea un hábito

Reserva un espacio físico y tiempo designado para leer. No todos los espacios en tu horario son iguales: algunos periodos son más adecuados para leer que otros. La mayoría de las personas que conozco leen en la noche antes de dormir; este no es solo un momento en el que ya cumpliste con tus responsabilidades, sino que leer tiene el beneficio adicional de ayudar con el sueño. Otras personas prefieren leer los fines de semana.

Cuando ya tengas un tiempo y lugar designado para tu lectura, cumple con tu tiempo de lectura siempre. Añade una recompensa especial para cuando llegues a tus hitos; el cerebro responde al premio y será más probable que leer se convierta en hábito, de acuerdo a El poder de los hábitos de Charles Duhigg. Puede ser que te prepares una taza de té y te premies con un momento de paz después de tus días de trabajo. Con consistencia, leer se convertirá en un hábito, y entonces este te buscará a ti.

Para empezar, puede ser que prefieras empezar con libros de ficción que disfrutes. Tengo una amiga que ha estado leyendo novelas divertidas en vez de ver Netflix. Poco a poco, podrás pasar a otros géneros cuando ya hayas creado el hábito.

[Foto: Annie Spratt/Unsplash]

[Foto: Annie Spratt/Unsplash]

Únete a un club de lectura

Para algunas personas es más fácil leer con el apoyo de otros. Creo que esta es una de las razones por las que existen los clubs de lectura. Puedes unirte a uno de forma local o virtual. No solo leerás más, sino que además encontrarás a una comunidad de lectores con los que puedes hablar de tus libros. Los clubes de lectura también son una excelente manera de conocer libros de los que antes no hayas escuchado y de descubrir géneros que no habías explorado anteriormente.

Si prefieres algo más pequeño, puedes encontrar a un amigo o amiga que se comprometa a leer contigo y empezar juntos. La ventaja es que tendrás más poder de decisión sobre los libros a leer y probablemente avanzarás más rápido.

Poco a poco empezarás a crear un hábito, que se volverá más fuerte a medida que sigues leyendo. ¡Feliz lectura!

SOBRE LA AUTORA

Pamela Ayuso es una autora y cofundadora y CEO de Celaque. Es una emprendedora y desarrolladora de bienes inmuebles que tiene experiencia en liderazgo ejecutivo en dos de las desarrolladoras inmobiliarias más exitosas de Honduras: administrando operaciones en Alianza y liderando Celaque. Celaque desarrolla edificios de oficinas y residenciales y administra una amplia cartera de propiedades. El enfoque de Pamela es convertir a Celaque en un modelo para la empresa del siglo XXI.

Además de su papel como CEO en Celaque, Pamela es una escritora que comparte conocimientos prácticos sobre el crecimiento personal y empresarial para otros emprendedores y líderes empresariales en su blog y LinkedIn. Publicó su primer libro para niños en 2019, Alicia y Cone pintan un mural.

¿Quieres saber qué es “Heptagram” y si es adecuado para ti?

¡Únete a nuestra lista de correos y obtén acceso EXCLUSIVO gratis a los dos primeros capítulos del libro para obtener más información!

Pamela Ayuso usará la información de este formulario para mantenerse en contacto contigo y enviarte actualizaciones. Puedes optar por salirte en cualquier momento al dar clic en el enlace de cancelar suscripción que se encuentra al pie de página de cualquier correo electrónico que recibas de nosotros, o al contactarnos por medio de pamela@pamelaayuso.com. Tu información será tratada con respeto. Utilizamos cookies y tecnologías similares para manejar este sitio web y para entender mejor cómo lo utilizas. Para más información, lee nuestra Política de privacidad.

¿Buscas algo más? Usa el buscador para encontrar más consejos prácticos de Pamela.

Categorías